Cuidado de nuestros productos

Para poder disfrutar de una mejor experiencia con nuestros productos, te recomendamos tener en consideración los siguientes Tips que hacen a una mejor conservación de los mismos:

Rango de temperatura ideal: es 20ºC+/-2ºC con un máximo de 24ºC.

Tipo de ambiente recomendado: limpio, alejado de fuentes de calor y productos químicos ya sea de limpieza, perfumería, insecticidas, etc.

Humedad máx. 60%.

¿Puedo Freezar los productos? Los productos pueden congelarse (siempre envueltos) y deben ser descongelados en la heladera (para que el ascenso de la Temperatura sea paulatino), dentro del mismo envoltorio en el que fue descongelado.

¿Qué ocurre si vuelvo de vacaciones con Productos Havanna? Si te vas de vacaciones y compras nuestros productos, recordá guardarlos en el baúl o luneta, ya que son las zonas más cálidas, lo ideal es que viaje en la cabina donde hay aire acondicionado (si es que el vehículo cuenta con él).

RECORDÁ SIEMPRE Conservar el envoltorio.

Cómo se recomienda guardar los productos Havanna en la alacena de nuestro hogar:
La mejor manera de cuidar los productos Havanna si se van a almacenar en una alacena, es dentro de una bolsa ziploc, u otro envase similar, cerrado herméticamente.

Es decir, una vez abierta la caja o también guardada varios días sin abrir en un lugar cerrado, sugerimos utilizar una protección adicional para minimizar la contaminación con insectos y evitar la propagación de aromas. Pero de todas formas esto no elimina la posibilidad de que lleguen al producto.

En caso de que se encuentren larvas o polillas se recomienda tirar todos los alimentos (cereales, pan, pasta, arroz, etc.), especias (sal, etc.), frutos secos (pasas, ciruelas, etc.) y cualquier otra fuente de alimento que no se encuentre en contenedores firmemente sellados. Las polillas pueden entrar en lugares sorprendentemente bien sellados, incluyendo bolsas selladas y contenedores tipo Tupperware.

Recordemos que el celofán de las cajas no es hermético ya que está doblado y sellado en un sólo punto.

Las polillas son atraídas por la harina y el chocolate, y por lo tanto van a dirigirse a este alimento y pueden hasta perforar el celofán y la caja con sus mandíbulas para ingresar y llegar al alfajor/galletita/bombón.

Allí pueden depositar sus huevos, que a los 15 días se convertirán en larvas. Se formarán crisálidas y habrá restos de desechos de polilla.

La polilla (Plodia interpunctella), también conocida polilla India de la harina y polilla de la fruta seca es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Pyralidae originaria de Europa y que ahora está extendido por todo el mundo. Atacan a los alimentos almacenados y podemos encontrarla sobre todo en frutos secos como nueces o almendras, aunque también se alimentan de chocolate y a veces de cereales.

Por lo tanto se aconseja continuar los siguientes pasos:


Cómo eliminar la polilla de la alacena

Las polillas indias de la harina (o polillas de la alacena) son una peste destructiva que puede causar desastres en una alacena o despensa. Si ves alguna polilla en tu alacena la única manera de deshacerte de ellas es lavar bien todo y tirar a la basura todo lo que esté infestado. Tomar medidas adicionales también podría ayudarte a impedir que la peste reaparezca.

 

Parte 1 - Inspección

1. Busca polillas adultas o larvas. Las polillas adultas generalmente son grises con tonos rojos o blancos y miden aproximadamente (½ pulgada) de largo. Las larvas son aproximadamente de 1,3 cm (½ pulgada) de largo y parecen gusanos con cinco pares de patas.

La forma más fácil de localizar un problema de polillas es ver una polilla adulta volando por tu alacena. Esto usualmente pasa en la noche y no en el día.

Si sospechas que tienes una infestación de polillas, revisa toda la comida seca en tu alacena. Las polillas usualmente se pueden esconder en la harina, el cereal, el arroz y en otros granos, pero también revisa la comida de tus mascotas, las frutas secas o cualquier otro alimento seco. En pocas palabras revisa todo.

Examina las esquinas y también los bordes de tu alacena y despensa.

2. Busca las redes de los capullos. Busca grupos de material granuloso o fibroso en las esquinas y en la parte interior de los bordes.

Las redes no aparecen a menudo en la comida, pero si miras algo que podría asemejarse a redes mientras examinas tu comida, es mejor que asumas que lo es.

Inspecciona las orillas de todas tus latas y jarras. Las polillas de la alacena son capaces de hacer redes en estos lugares

Parte 2 - Limpieza

1. Saca todo de tu alacena. Para poder limpiar la alacena correctamente, necesita estar vacía.

2. Tira a la basura la comida infestada. Desecha cualquier comida que muestre señales de estar contaminada.

Si una bolsa abierta de granos o de comida seca no muestra señales de estar infestada pero aun tienes dudas, puedes tirar la comida a la basura o ponerla en el congelador por una semana. La temperatura fría matara a cualquier huevecillo de polilla que no puedas detectar a simple vista. Evita hacerlo si ves alguna polilla adulta o larva de polilla.

3. Aspira la alacena. Usa una aspiradora con una manguera y una accesorio de boquilla angular para limpiar las paredes, la base, las esquinas o la despensa.

Limpia debajo del contorno de los estantes. Quita los contornos viejos y aspira debajo de ellos. Si los contornos están en mal estado, vas a tener que reemplazarlos.

Concéntrate en las áreas con redes, larvas o polillas adultas, pero asegúrate de aspirar toda el área. Esto incluye todas las piezas de soporte, alambres y orificios para clavar.

4. Lava la alacena con agua caliente y jabón. Usa una toalla para platos o esponja para lavar las paredes, pisos, puertas, y estantes de la alacena y despensa.

Asegúrate de lavar las bisagras de la puerta, la jamba de la puerta, ya que estos lugares son escondites comunes de las larvas.

También debes lavar debajo de los contornos de los estantes y repisas interiores.

5. Limpiar los gabinetes con un paño o toalla de papel mojada con lejía antes de frotar con agua jabonosa aumentará la eficacia de este método. Si eliges este procedimiento, procura disponer de una buena ventilación.

6. Lava los contenedores viejos en agua caliente y jabón. Si tienes contenedores de comida de plástico en tu alacena, lávalos en la lavadora de platos o usa agua caliente y jabón líquido para frotarlos completamente.

Este es un paso esencial si los contenedores estuvieron expuestos directamente a las polillas, pero aunque no hubieran polillas directamente en el contenedor, todavía es una buena idea sacar el contenido temporalmente del contenedor y lavarlos. Esto también te ayudará a buscar señales de infestación más detenidamente.

7. Seca todo completamente. Antes de poner todo de regreso en la alacena, seca el interior de la alacena con una toalla para platos seca o servilletas.

También seca completamente cualquier recipiente antes de poner comida en ellos y devolver los contenedores en la alacena o despensa.

Las polillas de alacena se desarrollan muy bien en ambiente húmedo, así que mantener las cosas secas es importante para eliminar las pestes.

8. Saca la basura. La bolsa de la aspiradora y cualquier bolsa de basura que contenga comida infestada tiene que sacarse inmediatamente de la cocina y llevada afuera.

Si es posible, saca la basura hacia la calle en un área que no tenga contacto con tu casa.

Parte 3 - Tratamientos orgánicos

1. Lava todo con vinagre. Una forma segura de limpiar el espacio e impedir que las polillas regresen es lavar todas las superficies de la alacena con vinagre blanco.

Si no quieres limpiar toda la alacena y el gabinete, al menos debes restregar cualquier área que esté infestada con larvas o polillas.

También restriega cualquier contenedor de comida con vinagre blanco.

Ciertos aceites esenciales, entre ellos el de menta, citronella, eucalipto y aceite de árbol de té, pueden reforzar el efecto. Añade unas cuantas gotas de aceite en una botella para rociar con vinagre y rocía las superficies antes de restregarlas.

2. Coloca hojas de laurel en tu alacena. Esparce hojas de laurel por la alacena y adentro de los contenedores de comida suceptibles.

Coloca hojas de laurel en las esquinas de tu alacena o despensa. También puedes pegarlas con cinta adhesiva o las partes de debajo de los estantes.

Añade una hoja de laurel directamente debajo del contenedor de harina, arroz o cualquier alimento seco. No afectara la calidad de la comida, pero si no te quieres arriesgar, puedes pegar la hoja de laurel directamente en la parte de adentro de la tapa y obtendrás el mismo efecto.

Recuerda que no hay pruebas definitivas para apoyar esta práctica, pero tampoco hay pruebas para descartarlo. Tal vez sea un remedio casero pero es uno que mucha gente usa.

Parte 4 - Tratamientos químicos

1. Pon trampas de pegamento. Hay trampas que tienen el aroma de una feromona que atrae a las polillas.Usa pegamento de doble cara para pegar la parte de la trampa que no tiene pegamento al gabinete o alacena.

Las infestaciones más graves pueden requerir más de una trampa.

El pegamento en las trampas contiene feromonas que atraen a las polillas y otros insectos. Las polillas macho vuelan hacia el pegamento, se quedan pegados y mueren. Como resultado la reproducción se reduce bastante.

Quita el papel protector para exponer el pegamento de la trampa. Si no quieres usar pegamento de doble cara. Puedes formar una caja o aro con la trampa pegando los dos lados. Esta caja se puede colgar de un gancho.

Las trampas de pegamento funcionan de cuatro a seis semanas, pero tal vez necesites cambiarlas si se cubren con polillas muertas antes de que pase este tiempo.

2. Aplica insecticida para grietas y fisuras. Antes de regresar tu comida a la alacena, aplica insecticida para grietas y fisuras por el perímetro interno del espacio.

Estos insecticidas usualmente tienen una punta para inyectar. Pon esta punta adentro de todas las fisuras en donde se puedan esconder las polillas. Aplica el insecticida por cerca de un segundo en cada lugar y repite si es necesario.

Si este insecticida deja un residuo blanco, solamente límpialo con una toalla de platos o una esponja mojada.

Consejos

a. No compres paquetes de comida abiertos o rotos. Los paquetes en esta condición son más propensos a contener huevecillos de polilla de alacena.

b. A estos pequeños animales les gusta aferrarse al techo y las paredes. Aplastarlas deja manchas, así que es mejor utilizar un insecticida. Incluso puedes matarlas mientras vuelan.

c. Congela todos alimentos secos por una semana. Para evitar otra infestación si llegaras a comprar comida con huevecillos en ellas, congelarla por una semana matará todos los huevecillos. En esta etapa los huevecillos serán inofensivos e imposibles de ver a simple vista.

d. Guarda la comida en recipientes de comida de plástico. Para evitar infestaciones futuras y para no desperdiciar más de tu comida si te vuelve a pasar, guarda todos los granos y otros alimentos secos en recipientes herméticos. Si usas bolsas plásticas, solo usa bolsas plásticas resellables y usa dos de ellas. No intentes cerrar las bolsas con cintas elásticas o ganchos.

Advertencias

a. Toma todas las precauciones cuando uses insecticida o veneno en tu alacena. La aplicación descuidada puede causar que el veneno se filtre a tu comida, creando más problemas que soluciones además de un riesgo de salud bastante serio.

Cosas que necesitarás

1. Bolsas para basura

2. Aspiradora

3. Toalla para platos, trapos para limpiar o esponja.

4. Jabón para platos

5. Agua caliente

6. Vinagre blanco

7. Aceites esenciales

8. Hojas de laurel

9. Trampas de pegamento

10. Insecticida para grietas y fisuras